¿Qué es el embarazo molar?

Qué es el embarazo molar

Qué es el embarazo molar En la fecundación pueden llegar a presentarse alteraciones sobre los niveles de tejidos que se encargan de formar la placenta, ocasionando que haya una evolución anormal y, como consiguiente, existe un crecimiento masivo y descontrolado.

Un embarazo molar es una parte de una enfermedad llamada trofoblástica gestacional, siendo la mola la forma benigna. Es una enfermedad que se localiza en la matriz, la cual, generalmente, se resuelve con una evacuación uterina y, desde un comienzo, no debe de considerarse invasiva, ni neoplásica, ni maligna.

Las mujeres más propensas son las que resultan embarazadas en edades extremas, ya sea tenga menos de 20 años o sea mayor de 40. La edad varía bastante. Es más frecuente que esto ocurra en países orientales, éstos tienen un promedio de 1 embarazo molar por cada 120 a 400 embarazos, por otro lado, en el occidente, ocurre uno cada 1000 a 2000 embarazos.

¿Cuáles son los tipos de embarazo molar?

Mola total (completa). Esta es la más común, su aspecto macroscópico es vesicular. Es característico por la ausencia de tejido embrionario y amnios.

Comienza como consecuencia de la fecundación de un óvulo ”vacío”, con un material genético inactivo (ausente). Por lo que, la carga cromosómica sólo es de origen paterno, considerándose un heterotrasplante.

En la mayoría de los casos, la fecundación ocurre por un espermatozoide 23X, el cual se duplica, resultando un cariotipo 46XX.

Mola parcial. Esta se presenta cuando hay tejido embrionario y/o los amnios en contraste con la mola total y existe material genético materno. En estos casos, el cariotipo es triploide. Ésta no es tan frecuente como el cariotipo diploide.

¿Cuáles son los síntomas de un embarazo molar?

Un embarazo molar total no provoca ningún tipo de síntoma en el 40 por ciento de los casos. Lo más común es que la mola se detecte cuando se tenga sospechas de aborto espontáneo durante los primeros tres meses, con sangrado y dolor en el área de la pelvis, debido a que los signos de la mola parcial son algo extraños. Una mola suele ser detectada al analizar el material de aspiración uterina  de un posible aborto espontaneo ó natural.

Los síntomas que se pueden experimentar son:

-Vómito.

Sangrado vaginal  irregular.

-Aumento del tamaño del útero.

-Anemia.

-Hipertensión.

-Hipertiroidismo.