Inseminación artificial

Inseminación artificial, también conocida por sus siglas IA, se basa en un procedimiento de reproducción asistida por el cual se introduce una muestra de semen procesada al útero de la mujer con ayuda de un especialista. La finalidad de esta técnica es que haya una fecundación de gametos sin necesidad de haber relaciones sexuales en pareja.

Este procedimiento se diferencia en dos tipos dependiendo es el caso, es decir, con ayuda de un donante o de la pareja.

Inseminación Artificial Conyugal IAC: Como su nombre lo dice, se utiliza muestra seminal de la pareja.

Inseminación Artificial de Donante IAD: Se pide una muestra al banco de esperma.

Para llevar a cabo esta técnica de primera instancia se realiza un chequeo ya sea a la mujer o ambos. Posteriormente se siguen una serie de pasos los cuales son:

  • Estimulación del ovario: Antes de comenzar el procedimiento se marca un tiempo específico en el cual la mujer este en la ovulación para mayor probabilidad. Se le administra la hormona gonadotropina lo que estimula la producción de óvulos evaluándolos.
  • Análisis del semen: Se prepara la muestra donde se separa a los espermatozoides móviles de otro tipo de células o plasma seminal.
  • Inseminación Artificial: Un especialista introduce una cánula por la vagina hacia la cavidad uterina inspeccionado por una ecografía. Se deposita cierta cantidad de semen procesado en el útero.
  • Fase lútea: Ya terminada la técnica queda esperar que el espermatozoide fecunde al ovulo en las trompas de Falopio de manera natural (con ayuda de una progesterona administrada vía oral o vaginal) y se desplacen al útero para la implantación en el endometrio consiguiendo un embarazo.

Requisitos para una inseminación artificial

La IA se considera de las primeras técnicas en reproducción asistida y la más recomendada en parejas que no han podido embarazarse en un año y en mujeres con deseo de ser madres solteras. Para poder ser candidato a esta opción se requiere:

  • Eliminar la posibilidad de un Enfermedad de Transmisión Sexual confirmando que no hay ningún riesgo de contagio al momento de un embarazo
  • Observar el correcto funcionamiento de las trompas de Falopio por medio de una laparoscopia verificando que sea posible una fecundación
  • En el caso de la pareja o donante, se requiere hacer un recuento de espermatozoides móviles para checar la calidad y condiciones del semen, además de contar con 3 millones de espermatozoides .
  • Otro requisito de importancia es tomar en cuenta la edad de la mujer ya que es un factor que influye en el resultado final. En mujeres de 36 años en adelante disminuye las probabilidades de un embarazo por lo que ya se tomaría en cuenta otra técnica de reproducción como Fecundación in Vitro.
  • ¿Quieres más información sobre Inseminación Artificial y otras técnicas de Reproducción Asistida ?

Llámanos al 57500233.